Financiación de empresas sin recurrir a bancos

Existen diversas iniciativas fintech que permiten a las empresas el acceso a financiación sin tener que recurrir a la banca tradicional. Esta financiación de empresas se consigue poniendo en contacto a inversores profesionales con las empresas que requieren esa financiación, siendo esta forma de financiación de empresas una oportunidad para ambas partes.

En este artículo os hablaremos de Finanzarel, una iniciativa encaminada a abrir nuevas vías de financiación a las empresas fuera 8del tradicional mercado bancario, poniendo en contacto empresas con inversores profesionales y ofreciendo una nueva alternativa de financiación a las empresas.

finanzarel

La idea surge de la evidencia de que el sistema bancario tradicional no estaba siendo del todo eficiente y de que la tecnología podía crear nuevas maneras de prestar servicios financieros de manera más efectiva. Lo mismo que había pasado en otros sectores como el de los viajes y el turismo, las telecomunicaciones, el inmobiliario, etc., no había ocurrido en el sector financiero, en que los mismos actores seguían haciendo las cosas de manera tradicional en gran medida. Paulino de Evan es su fundador, cuenta con una amplia experiencia de cerca de 20 años en negocios de Banca de Inversión habiendo asesorado en una amplia tipología de operaciones en una gran variedad de sectores. Es licenciado en Dirección y Administración de Empresas por la Universidad de Barcelona y PDG por el IESE, Paulino destaca por tener un profundo conocimiento del sector financiero en España y en especial del área de Fusiones y Adquisiciones y Equity Capital Markets.

Finanzarel funciona a través de un sencillo procedimiento de subasta. Las empresas y autónomos ceden sus efectos comerciales pendientes a inversores a través del marketplace de subastas. Desde el Departamento de Riesgos de la empresa se realiza un minucioso análisis del deudor y se le asigna un rating y aprueba la operación solicitada para empezar la subasta.

La empresa que quiera operar con Finanzarel deberá contar con una facturación mínima de 100.000€, una antigüedad mínima de 6 meses y unos clientes recurrentes preferentemente.

A continuación, la empresa introduce el tipo de interés objetivo al que desea financiarse y empieza a recibir ofertas de la comunidad de inversores. La subasta se cierra cuando se completa según los parámetros establecidos o cuando la empresa acepta las pujas de los inversores. Para finalizar, la operación se cierra cuando el deudor abona la factura o pagaré subastado a Finanzarel, que en la fecha de vencimiento ingresa el importe de la operación en la cuenta de los inversores ganadores de la subasta.

Finanzarel es también miembro y co-fundador de la Asociación Española de Tecnología Financiera, una comunidad que trata de unificar e impulsar el sector financiero español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *