Consejos antes de la primera hipoteca

Probablemente sino la tienes tú hipoteca va a ser el «mayor» producto financiero que contrates en toda tu vida, por ello es vital que medites bien la decisión y que cuando lo tengas claro consigas el mejor producto si te decides a contratar una. La primera hipoteca te podría lastrar financieramente sino la eliges correctamente.

dinero

Para ayudarte a prepararte para el momento de la negociación te hemos preparado los siguientes consejos:

1º Tu ahorro es el punto de partida, si estas pensando en contratar una primera hipoteca, ahorra todo lo que puedas. El banco te permitirá negociar si pides un 80% o menos, si necesitas un 100% o más el banco tendrá la sartén por el mango… y eso si quiere darte la hipoteca. ¿Será necesario un aval?

Es importante saber que financiación máxima nos concederán sobre el precio de compra, es decir, ¿qué parte del importe de la vivienda tendremos cubierto por el préstamo?

2º Tus deudas antes de la firma de tu primera hipoteca cuentan, así que intenta anular todos los créditos y minimizar tus compras aplazadas antes de la firma.

3º Comprar con alguién es más fácil, obviamente si vas a pedir cierta cantidad con otra persona (con la que por cierto debes tener muy claro que quieres tener una propiedad a medias), tus ahorros e  ingresos se suman a los suyos y el banco ve un menor riesgo. Si entre los dos seguís sin convencer al banco, será necesario un aval.

4º Usa comparadores como el nuestro para buscar la mejor primera hipoteca que se adapta a tus necesidades.

5º Sino te aclaras contrata a un buen profesional independiente de los bancos, aunque conlleva un coste a medio plazo acabaras ahorrando y pregunta en foros que hablen del tema.

7º A la hora de ir al banco o solicitar online:

  • Ten claro cual es el plazo en el que quieres amortizarla, o sea, ¿en cuántos años quieres devolver el préstamo?
  • Parte con el diferencial que quieres conseguir, mira la competencia y lo que ofrecen desde su web y fíjate como objetivo mejorarlo.
  • Fíjate en las comisiones y minimizalas, acepta solo lo que te convenza.
  • Intenta contratar el mínimo de productos vinculados.
  • Fíjate en los suelos (interés mínimo).

6º No cambies de trabajo si no es necesario por un tiempo (unos 6 meses) antes de pedir la hipoteca, ni después. Cambiar de trabajo implica ciertos riesgos que no debes tomar si vas a contratar una hipoteca. El banco quiere asegurarse de que estas estable antes de arriesgarse a dejarle su dinero a un posible desempleado, y tu quieres ahorrar algo antes de asumir el riesgo de cambiar de empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *