Cláusula suelo y los riesgos de aceptar un acuerdo con el banco

Las cláusulas suelo fueron declaradas nulas por el Tribunal Supremo el 9 de mayo de 2013. La sentencia respondía al recurso presentado por el BBVA y consideraba abusivas las cláusulas suelo.

Ante la decisión del Supremo, la entidad comenzó a eliminar la cláusula suelo de las hipotecas de sus clientes con una carta informativa. Sin embargo, existen en la actualidad multitud de entidades que incluyeron las cláusulas suelo a los clientes sin ser transparentes con la información relativa a las mismas.

Con el paso del tiempo y tras escuchar diferentes informaciones, los afectados se han dado cuenta que su banco les incluyó esta cláusula sin que les informase sobre las condiciones y sin que el banco aceptase la conformidad por parte del usuario.

acuerdo con el banco

Otros muchos afectados por cláusula suelo se vieron obligados a firmar de su puño y letra ante el notario el día de la firma del préstamo hipotecario que eran consciente y conocedores de la cláusula suelo, pero la realidad era bien diferente: el banco no informó de la cláusula suelo y muchos afectados se vieron coaccionados a firmar con el fin de no perder las reservas de las viviendas que realizaron.

Algo similar a lo que ocurrió con el contrato swap, también de actualidad por las numerosas sentencias a favor de los clientes frente a la falta de transparencia de las entidades bancarias. Ahora, tras conocerse el abuso que cometió la banca incluyendo las cláusulas suelo en los préstamos hipotecarios, los afectados han decidido emprender acciones judiciales para reclamar al banco la eliminación de la cláusula y el dinero que han abonado de más desde la firma del préstamo hipotecario.

Ante la avalancha de reclamaciones que la banca está recibiendo por parte de los diferentes despachos de abogados que están tramitando demandas por cláusula suelo, la banca quiere realizar diferentes propuestas a todos sus clientes para evitar la presentación de una demanda.

Muchos clientes están recibiendo llamadas por parte de las entidades bancarias para ofrecerles una mejora de las condiciones de su préstamo hipotecario, pero cuidado con estas ‘atractivas’ ofertas, muchas impiden las reclamaciones judiciales, ocasionando un perjuicio para el cliente que contrató cláusula suelo.

Así, los bancos ofrecen la eliminación de la cláusula suelo del préstamo hipotecario, lo que supone que el cliente vería reducida el importe mensual de su hipoteca. Para una hipoteca contratada con un importe de 150.000 euros, esta rebaja pueden ser de 200 euros mensuales, lo que supone un gran alivio económico para muchas familias. Sin embargo, no hay que olvidar que los bancos en estos casos no suelen hacer la devolución de lo pagado de más desde el 2013, algo que podría oscilar entre los 5.000 euros a los 15.000 euros, dependiendo del capital inicial del préstamo hipotecario.

Los afectados por cláusula suelo podrían descontarse estos importes del capital pendiente de amortizar. Otra de las propuestas que ofrecen las entidades es el cambio del tipo de interés actual del préstamo a un tipo fijo, ocasionando una desventaja clara para el cliente en estos años donde el Euribor está en números negativos.

Una de las ofertas más llamativas es la reducción de uno o dos puntos del porcentaje de la cláusula suelo. Si el cliente tiene un 4% como cláusula suelo, la oferta del banco suele ser, por ejemplo, un 3%, y al cabo de varios años la eliminación de la cláusula suelo, pero es un abuso por parte de las entidades.

Todas estas propuestas suponen la firma de un contrato privado entre el cliente y el banco que conlleva la renuncia en cualquier caso de la reclamación de la cláusula suelo por la vía judicial. Lo recomendable es no firmar ningún documento con el banco antes de informarse y asesorarse con abogados especializados en cláusula suelo para ver las diferentes opciones.

Relacionados

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Un pensamiento en “Cláusula suelo y los riesgos de aceptar un acuerdo con el banco”

  1. No hace mucho tiempo le paso un caso similar a una buena amiga. Aceptó la rebaja en la hipoteca y se conformó con eso. Cuando se dio cuenta de que podía haber reclamado las cantidades abonadas de más, ya era demasiado tarde.

    Enhorabuena por el artículo, a ver si lo lee mucha gente y se difunde para que otras no piquen el anzuelo.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *