Consejos créditos rápidos

En esta ocasión os vamos a dar unos consejos acerca de los créditos rápidos, también llamados préstamos rápidos, minipréstamos, minicréditos rápidos o créditos con ASNEF que se han puesto de moda con el poco crédito dado por la banca en estos años de crisis.

Para pedir un crédito rápido en general hace falta tener cierta estabilidad económica normalmente con ingresos estables, un expediente de pagos bueno y capacidad para devolverlos, sabiendo que el interés que se paga es realmente alto, aunque las cantidades solicitadas no son elevadas.

1.- Nuestro primer consejo es que lo pidas solo como último recurso y por necesidad dados sus elevados intereses. ¿Tienes amigos, familiares o alguien quien te pueda prestar el dinero? Siempre es mejor recurrir a alternativas sin los elevados intereses de los créditos rápidos.

Debemos asegurarnos de que es justamente lo que necesitamos, ya que cubren unas necesidades específicas y no usarlos como fuente de financiación recurrente, pues pueden llevar a un problema de sobre-endeudamiento rápidamente. Úsalos solo si tienes falta de liquidez a final de mes o cualquier desajuste económico puntual, nunca para caprichos o como parte de tu estilo de vida.

credito

2.- Fíjate en  los créditos iniciales sin intereses pero te en cuenta que son una herramienta de captación de tus datos para ofrecerte los verdaderos prestamos de intereses elevados,  solo podrás disfrutar de esas condiciones una vez, las empresas de créditos rápidos no son monjas, sino empresas que buscan su lucro haciendo circular su dinero y cobrándote intereses por ello.

3.- Fíjate e los intereses que te van a cobrar y compara las distintas ofertas hasta encontrar la mejor. No te olvides de añadir las comisiones y gastos ocultos a las comparaciones. Consulta en foros y webs como bankcook las opiniones de otros usuarios. Ten en cuenta los plazos al comparar, pues pueden hacer variar mucho las ofertas.

4.- ¿Qué pasa sino puedes pagarlo? Fíjate y lee la letra pequeña de las penalizaciones por retrasos.

5.- Hay que tener en cuenta que de estos créditos rápidos se responde personalmente, o sea, que en caso de impago, la empresa irá contra nosotros a los tribunales para garantizarse el cobro de nuestra deuda (más los intereses de demora correspondientes) contra cualquiera de nuestros bienes presentes y futuros (coches, propiedades, nómina, etc.).

6.- Solicita siempre la cantidad justa y nunca solicites uno nuevo porque no has podido hacer frente a otro.

Recuerda que el mejor crédito rápido es el que nunca se pide. gastar siempre una moneda menos de lo que ganes, más vale prevenir que curar, etc

Un comentario sobre “Consejos créditos rápidos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *