CIRBE, te contamos lo que es

El CIR (Central de Información de Riesgos) o también llamada CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España) es una base de datos pública, de carácter confidencial, en la que se recogen los riesgos que las entidades de crédito tienen con sus clientes. Es decir, todas las deudas que tenemos con nuestros bancos. En ella constan, por ejemplo, el saldo vivo total del préstamo o préstamos que tengamos a nuestro nombre.

La CIRBE lleva funcionando en España desde el año 1972 y se utiliza también para mencionar la información que se maneja (podemos usarlo como «la CIRBE de Abengoa» por ejemplo.

cirbe

Cuando hablamos de entidades de crédito,  incluimos además de al sector bancario a SGRs, EFCs, etc.

Por ejemplo si usted es titular de un préstamo hipotecario, su nombre y su número de identificación fiscal estarán registrados en la Central de Información de Riesgos (CIR), junto al importe que sume su deuda (en miles de euros redondeados) a final de cada mes.

La Central de Información de Riesgos (CIR) tiene dos objetivos fundamentales:

  1. Facilitar a las entidades declarantes información necesaria para su actividad. Imaginemos, por ejemplo, que su entidad de crédito está estudiando si darle o no un préstamo. A través de la Central de Información de Riesgos (CIR), y con su conocimiento, la entidad puede saber cuál es la deuda que usted ya tiene con otras entidades, y así hacerse una idea mejor de su solvencia. Una vez que le den el préstamo, y mientras lo deba, la entidad será informada mensualmente de forma agregada de todos los riesgos que hayan sido declarados a la Central de Información de Riesgos (CIR), lo que le ayudará también a conocer su situación.
  2. Permitir al Banco de España el adecuado ejercicio de sus competencias y en particular las desupervisión e inspección de las entidades de crédito.

Hay que aclarar que la CIRBE no es un registro de morosos como ASNEF, sino una gran base de datos en el que se recogen todos los riesgos que tienen las entidades de crédito con sus clientes (créditos o préstamos concedidos, avales otorgados, valores propios de renta fija, etc.) a partir de 6.000 euros. La información es independiente de si sus titulares están al corriente de pago o no, siendo esta la principal diferencia con ASNEF.

Puedes encontrar más información de la misma en la web del banco de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *